21 de diciembre de 2009

Nuevo doping

El nuevo doping surge como alternativa frente a los límites humanos a la hora de superar sus récords y marcas olímpicas y mundiales; el que sea reprobable moralmente es otro asunto, el de juicios de valor. Pero analizando los récords de los deportistas y las escasa milésimas de mejoría en los tiempos o los pocos centímetros o gramos de salto o peso levantado nos hacen dudar que por vía entrenamiento, disciplina y esfuerzo puro, rebasemos esos guarismos. Que la ciencia y la tecnología están colaborando al límite con modelos de entrenamiento, análisis de datos, algoritmos de mejora y telas por ejemplo, para ayudar a la aerodinámica corporal o reinventando la manera de alimentar a los competidores de alto vuelo para optimizar sus registros.

El doping tradicional está condenado al fracaso por su penalización y sus escrutadores sistemas de detección (sin olvidar las posibles secuelas para la salud). Pero desafortunada o afortunadamente las legislaciones ambiguas siempre permiten que los leguleyos hallen huecos legales que se pueden explotar, sobre todo por estudiosos médicos de la genética que intentan mejorar a sus pupilos vía genes y adn.
Por lo pronto, vemos deportistas ingiriendo calostros, creatina, aminoácidos y HMB; otros más de la nueva era, recurren a la acupuntura, la sofrología, las hierbas medicinales y aún el yoga para mejorar su concentración y rendimiento.No faltan los que se la jueguen por entrenar en la altura (o la simulen en una cámara de hipoxia), sabedores que al disminuir la cantidad de oxígeno se incrementa el nivel de glóbulos rojos y el sistema sanguíeno optimiza su funcionamiento.
El nuevo doping genético estoy seguro pronto se hará publico, estoy seguro; esperemos a ver cómo lo afrontan los organizadores deportivos.
Leer tambien: el doping

Buscar este blog