11 de noviembre de 2009

Berlin 1936

Los juegos de Berlín 1936 fueron en aquel momento los más colosales que nunca se habían celebrado. Todo era magníficamente grandioso y el nivel competitivo, altísimo, pese al ambiente político tenso.
El partido nazi había asumido el poder en 1933 y de todos era conocida su inclinación racista.No obstante el COI exigió de ese gobierno garantías respecto no solo a los judíos sino a las demás razas.Por lo demás, dentro del equipo alemán tan solo pudo competir una atleta de origen judío, del equipo de esgrima y, el evento se empleó, para hacer propaganda del movimiento de Hitler.

Al margen de esto, las ganas de competir llevaron a 49 países hasta la cita en Berlín 1936. En estos juegos se incrementó la cobertura de los medios de comunicación , implementándose los télex para transmitir en tiempo real, los resultados, mientras que los zeppelines eran empleados por periodistas de otras ciudades europeas.
Los juegos fueron televisados por primera vez aunque transmitidos en circuito cerrado para ciertas salas cerradas de Berlín. También fue en Berlín 1936 que se introduce en la tradición olímpica el relevo de la antorcha olímpica.
Cerca de 4000 atletas compitieron en 129 eventos.
Y Fue precisamente un atleta negro- contraponiéndose a la política racista del gobierno nazi-alemán- quien se convirtió en figura de los juegos olímpicos de 1936.

Jesse Owens triunfó en los 100m lisos, 200 m planos, salto de longitud y 4x100 m, no hubo nadie que pudiera igualar los éxitos de Owens, ni dentro ni fuera de la pista. La prensa nazi intentaba menospreciar estos logros de los afroamericanos refiriéndose a ellos como "auxiliares negros"
Japón siguió disputando a Estados Unidos su supremacía dentro de la piscina, mientras que Alemania, apoyada por su público y por una férrea disciplina, impuesta al margen de la competición, lograba más medallas de las que en un principio se esperaba.
El baloncesto fue por primera vez un deporte olímpico, lo mismo que el canotaje.

Stella Walsh

Stella Walsh o Stanisława Walasiewicz, había nacido en Polonia en el año de 1911, había emigrado junto a su familia a los Estados Unidos y se habían establecido en Cleveland, Ohio, donde tuvo una adolescencia normal y en 1930 impuso récord mundial en la distancia. Se esperaba de ella un oro en los olímpicos de Los Angeles 1932, por supuesto. Era el tiempo en que cada atleta debía costarse sus gastos para asistir a la olimpiada y lastimosamente ella perdió su trabajo y , sin dinero, decide competir por la selección de Polonia, hecho considerado por algunos traición y por otros, algo normal para alguien que no recibió apoyo económico ni aun la ciudadanía (esto se retrasaría varios años más por esta decisión, hasta 1947) norteamericana deseada.
Corrió con su nombre original y ganó el oro en los 100 metros planos con un récord mundial de 11.9 segundos y por su estilo y su zancada tan larga, muchos decían que corría como un hombre.
Para los juegos olimpicos celebrados en Berlin 1936, tuvo que resignarse a la medalla de plata en la distancia, puesto que su rival Helen Stephens de los Estados Unidos la derrotó por o.2 segundos.
En 1980 durante un intercambio de disparos, en un intento de robo a un supermercado donde casualmente se encontraba Stella (en su querida Cleveland) recibió un impacto de bala y murió. La autopsia posterior reveló que Walsh tenía una alteración cromosómica conocida como mosaicismo que la dejó con genitales ambiguos. Pese a la confusión de género, Stella Wash vivió toda su vida como mujer (y hasta tuvo esposo aunque le duró poco).

Buscar este blog